- Publicidad -
20.7 C
Barranca
InicioActualidadFotos: La furia de la naturaleza, aflora lo mejor y lo peor...

Fotos: La furia de la naturaleza, aflora lo mejor y lo peor de los humanos en Campiña

- Publicidad -

|ETCÉTERA.PE|: A nueve días de que el huaico afectara viviendas, colegios, puestos de salud y sembríos de la Campiña de Supe; lo que más preocupa, es que el nivel del agua va en aumento cada día y se teme otro desborde. Hasta el día de hoy no existe un encargado o algún representante del municipio quien se encargue de observar y cuantificar a las personas afectadas, no hay un empadronamiento verídico de los daños alcanzados por este fenómeno.

El centro poblado más afectado es La campiña de Supe, donde casas y calles fueron inundadas, afortunadamente el huaico no ha dejado muertos hasta el momento. Nuestro equipo estuvo recorriendo las calles de Alameda, Berlín, Pedregal, Rio Seco, por el Pasaje Cajamarca observando un paisaje desolador en las diferentes zonas.

- Publicidad -

Los moradores, que piden ayuda con cosas de primera necesidad y la fumigación de la zona para evitar la aparición de enfermedades, ya que hasta el día de hoy el Hospital de la zona no ha llegado con ayuda para ellos, los niños sufren picaduras de los mosquitos que han ido en aumento después de la inundación, ya que hay animales muertos debajo de los escombros.

“Lo que necesitamos son carpas, colchonetas, protección para pernoctar, ya que todas las noches subimos a los cerros y dormimos allí a la intemperie. Queremos ayuda, con lo que puedan la intención es la que vale, nosotros mismos estamos limpiando nuestras propias casas, no ingresa ayuda hasta esta zona, es poco los víveres que nos dejan, solo aquí somos un aproximado de 200 personas adultas y 150 menores, a quienes tenemos que buscar que darles de comer”, fue lo que expresó la Sra. Giovanna Navarro Borja, representante de La Calle El Pedregal.

- Publicidad -

Esta situación no se veía desde hace años

Muchos de los pobladores construyeron sus casas sin supervisión de parte de las autoridades correspondientes, sin pensar lo que sucederá a un futuro, ya que estas situaciones no se vivían desde hace 35 años por estos lugares, la confianza de los pobladores hizo que construyeran sin previa evaluación de las tierras donde iban a edificar sus casas.

- Publicidad-

La Sra. Ana Núñez Alarcón, moradora del sector de la Alameda, preciso “este es un hecho lamentable, quien iba a pensar que esto ocurriría, si hace más de 35 años que no sucede algo así, el anterior huaico a este arrasó con todo dejando a la antigua Campiña totalmente en las profundidades, a veces uno mismo por tratar de ubicarse lo hace sin pensar en las consecuencias, ahora observen como ha quedado la Campiña cuantas cosas perdidas”.

Cabe señalar y lo que más sorprende es que la llegada de este fenómeno ha hecho que los pobladores de la campiña se dividan y cada quien busque sus propios beneficios, ya que el sector de Pedregal sale para llevar cualquier ayuda que llega a su zona, dejando los habitantes de Berlín en la nada, o muchas veces todas las donaciones llegan y se quedan en el centro de acopio, que se encuentra kilómetros antes de la zona de desgracia. Esto nos demuestra una vez más que no hay una organización de parte del municipio quienes son los responsables de empadronar a todos los damnificados de cada zona y así llevarles ayuda a todos por igual.

“Si esto no se soluciona, toda la Campiña quedara dividida, acá cada quien busca su conveniencia, y si vamos para allá en busca de comida o de ayuda nos niegan y dicen que cada quien tiene su zona”, así lo precisaron diferentes pobladores.

Después del huaico, los animales también sufren

El huaico también ha dejado a estos pobres animalitos heridos y asustados. Ellos se encuentran en El Pedregal, en la Campiña de Supe y requieren de mucha ayuda. Hoy algunos jóvenes rescatistas de animales llegaban a buscar a los animalitos heridos. Esperamos que muchos más lleguen y curen a las mascotas que se encuentran muy enfermas.

Cuando se presentan desgracias tan terribles, producidas por la furia de la naturaleza, aflora lo mejor y lo peor de los seres humanos. Y en medio de este huaico de desgracias, la humanidad y el espíritu de lucha de los pobladores no se han enlodado, muchos son los que buscan salir de esta situación. Eso es lo bueno, aunque utópico, sería que no tengamos que esperar a que la naturaleza nos muestre su peor rostro para recién aprender.

- Publicidad-
ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -
- Publicidad -

Últimos Artículos

Comentarios Recientes